Actualidad



Cuando el calor es excesivo, para prevenir problemas de salud, se recomienda:

· Protegerse del sol, evitando salir a la calle y hacer esfuerzos físicos en las horas de más calor (12-17 h.).

· Beber más agua y líquidos frescos de manera frecuente sin esperar a tener sed.

· Evitar bebidas alcohólicas, con cafeína o azucaradas.

· Estar a temperatura fresca: mojarse, bañarse o ducharse con agua fresca, usar ventilador o aire acondicionado o pasar ratos en lugares climatizados (cines, cafeterías, comercios…).

· Usar ropa holgada de tejidos ligeros, crema solar y gafas de sol.

· Cuidar especialmente a la gente mayor, menores de 5 años, embarazadas o personas con enfermedades crónicas. En el caso de la gente mayor (familiares, amistades, vecinos/as…), contactar al menos dos veces al día y asegurarse de su estado de salud y de que aplican estas medidas.

· En los lugares de trabajo: Extremar el cumplimiento de las medidas preventivas para reducir el riesgo de estrés térmico.

· Consultar a los servicios sanitarios ante la aparición de fiebre alta, alteración del estado de consciencia, mareo o cambios en el comportamiento.

 

AVISO